18 ene. 2011

La rigidez es buena en las piedras, pero no en los seres humanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario