21 jun. 2010


Aveces uno se cansa de esperar.
Y más nos cansamos cuando estamos esperando durante mucho tiempo.
Porque por más que uno no quiera esperar,
se termina esperando siempre

No hay comentarios:

Publicar un comentario